Trasplantes

 

Trasplantes

 

Los trasplantes por lo general son más exitosos en edades jóvenes de los ejemplares a trasplantar por su mayor actividad de desarrollo y por que los medios a utilizar suelen ser más apropiados con las necesidades reales del trasplante.
La época de realización es fundamental para el éxito del trasplante, debiéndose realizar en momentos de parada vegetativa de la planta y con la menor evapotranspiración posible.
Para realizar el trasplante de árboles, es aconsejable extraer las raíces en un cepellón de tierra, aunque algunos ejemplares de hoja caduca soportan bien los trasplantes a raíz desnuda si son jóvenes.
El cepellón a realizar debe estar de acorde con la parte aérea del árbol que se va a trasplantar por eso frecuentemente se realizan podas previas y así poder hacer un cepellón menor más fácil de manejar, este cepellón deberá asegurar una cantidad de raíces suficientes para absorber el agua necesaria que el árbol perderá por evapotranspiración. Para la realización de los cepellones se tendrá en cuenta la textura, estructura y tempero del terreno.

 

 

 


Para asegurar o por lo menos tener más posibilidades de éxito, los cepellones se aseguran de distintas maneras, telas, mallas, etc. Un método por lo general más eficaz es el escayolado de los cepellones, da consistencia al cepellón y lo protege en los transportes.
Bien entendido el escayolado, se lleva a cabo en raras ocasiones no se hace nunca, es una operación larga y dedicada, se realizarán las labores previas necesarias, podas, tratamientos, zanja para la formación del cepellón y escayolado todo en la época más propicia, este cepellón se deberá mantener en ese lugar durante un año, sujetando el árbol para que no venza, ese año se regará el árbol frecuentemente, pués se ha destruido gran parte de su sistema radical y ha de recuperarlo dentro del escayolado al año siguiente se cambiará el ejemplar de lugar con su nuevo sistema radical ya formado en el cepellón escayolado.